Comenzamos ciclo de nuevo…

Por fin llegó el día, el lunes 14 tuvimos la cita de frenaje. No puedo evitar ponerme muy nerviosa en cada cita, y después de casi un año del ciclo anterior, estaba más aterrorizada de pensar que empieza de nuevo la montaña rusa emocional, que ilusionada por empezar ciclo.

Como siempre la consulta empezó con la ecografía de turno, todo bien y listo para empezar, buenas noticias. Luego firmamos las autorizaciones para congelar (en caso de que haya embriones sobrantes), para donar los que sobren (por edad nosotros ya sólo valemos para la investigación), etc.

Luego pasamos a la pauta de la medicación, tenía que tomar el último microdiol esa noche  y el 19 empezar con las inyecciones, 300 de benfola y 75 de menopur. Y próxima cita el 24. Me llamó la atención los plazos, recuerdo en la clínica privada hacer bastantes más controles, pero bueno, ellos sabrán.

Cuando parecía que ya estaba todo, que empezaba todo bien, la doctora, con bastante cara de pena, me “recordó” que por tener baja reserva corro el riesgo de no responder a la medicación, aunque esté al máximo de dosis, y que haya que cancelar ciclo, debe haber un mínimo de 3 folículos para llegar a punción. No vaya a ser que me vaya tranquila un día de una consulta médica.

Al llegar a la FJD, les día toda la información del ciclo por privado, una minifiv, donde cuenta que con la medicación mínima llegué a la punción con 3 folículos de los que pudieron sacar 2 óvulos. Digo yo, o quiero pensar, que en esta ocasión con tanta medicación, por lo menos, saldrá lo mismo. Pero creo que ni lo tienen en cuenta.

Así que aquí estamos, esperando a que llegué el sábado para empezar con las hormonas e intentaré no pensar mucho en la posibilidad de la cancelación, pero ya sé en qué estado de nervios voy a ir el jueves a la siguiente ecografía.

Puesta a punto y empezamos…

Inés Adiego

Llevaba tiempo sin escribir por varias razones, una porque acabo de meterme en una reforma en casa que me ha chupado toda la energía vital, no profundizaré más, quienes han pasado por una me entienden. La otra razón ha sido esta pausa de citas y noticias, esta larga espera, q a la vez que odiosa es reconfortante porque te permite recuperarte como persona y recuperar otros intereses de tu vida ajenos a la infertilidad.

Continue reading “Puesta a punto y empezamos…”

Por qué estoy a favor de la Gestación Subrogada

embarazo, gestación, premama, bebe

La Gestación Subrogada es un tema sobre el que se debate mucho últimamente, aunque no es algo nuevo en muchos países. Siempre había escuchado lo de “vientres de alquiler” y no parecía nada apetecible así desde la distancia, pero era un tema sobre el que apenas tenía conocimiento.

Continue reading “Por qué estoy a favor de la Gestación Subrogada”

Benditas esperas (a veces)

9781593599331

El tiempo es completamente relativo, antes de saber que era infértil (hace dos años), pensaba que estaba en una edad estupenda y no corría demasiada prisa por ser madre. Al saber que no podría de repente me dió la sensación de que se había acabado todo ese tiempo de golpe. A los dos días de volver a casa después de la laparoscopia donde me diagnosticaron todas mis maravillas, ya estaba llamando a las clínicas que me habían recomendado, sobre todo ansiosa de información. La primera me la dieron a un mes desde mi llamada, me pareció una barbaridad de tiempo (¡ingenua!) y al poco visité otra clínica más y tuve la cita en la Seguridad Social para ir apuntándome en la lista de espera.

Continue reading “Benditas esperas (a veces)”

Ahora también infertilidad masculina

El 23 de febrero teníamos cita de nuevo en la FJD, esta vez para recibir los resultados de la “paja enlatada” que llevó mi chico. Estaba tranquila porque en la misma prueba un año antes había salido bien, mejor que bien. La infertilidad masculina era una variable que no entraba en nuestra ecuación, era un tema resuelto. Pero como Murphy siempre está muy pendiente de mí, pues el resultado no fue el esperado.

Salió el seminograma muy bajito, habíamos pasado de un 60% buenos a un 4%. La doctora nos dijo que en este caso no podíamos ir a IA, que teníamos que ir directos a FIV. Bueno, de eso ya se ha encargado mi endometriosis así que no perdíamos nada. 

Mi chico lleva una época complicada en el trabajo, con mucho estrés, y parece ser, que esto afecta mucho al semen. Duerme poco que tampoco ayuda y además hay vitaminas específicas. Como no es un problema genético tiene solución (por sacarle el lado bueno a las cosas), así que ahora toca cuidarle a él también y, como no hay mal que por bien no venga, tenemos otro argumento más para mejorar nuestros hábitos, dormir más y cuidarnos mucho el uno al otro.

1ª Cita en la Fundación Jimenez Diaz

Ha pasado mes y un poco desde el negativo, el siguiente paso era la primera cita en la FJD, a finales de enero, aquello que parecía tan lejos y nunca llegaría, pues ya ha pasado. Al final, las esperas aunque en principio son desesperantes son los periodos de tiempo donde acabo más relajada, dándole menos vueltas a todo este mundo que me ha caído encima.

Es comenzar de nuevo, desde cero, al cambiar de clínica u hospital. En la primera cita primero te hacen todas aquellas preguntas de rigor que ya te han hecho varias veces, alergias, operaciones, enfermedades, antecedentes…., luego eco de rigor para finalmente decirte que nos derivan directamente a la FIV (ya lo sabía yo, claro), que en dos o tres meses tendré la segunda cita pero antes mi chico tiene que repetir el seminograma. Tengo que perder peso (bastante) así que estos meses me van a venir estupendamente para poner mi cuerpo a punto.

Así que la espera continúa, pero no me importa ya, casi lo agradezco, no sólo me sirve para adelagazar el cuerpo sino también para darle tiempo a estado anímico de reponerse y coger muchas fuerzas que, ahora sé, que las voy a necesitar.

Adiós 2016, ¡Bienvenido 2017!

Ines Adiego

Ya acaba el año y es el momento para mirar atrás, valorar el año que termina y aprender tanto de los bueno como de lo malo. No voy a recordar el año 2016 como uno de los mejores de mi vida, desde luego. Me han diagnosticado resistencia a la insulina y he hecho mi primer ciclo de FIV con resultado negativo, así que no me da ninguna pena que te vayas 2016.

Continue reading “Adiós 2016, ¡Bienvenido 2017!”